SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Sociedad País Sábado 14 de diciembre de 2007 
Chicos infectados de HIV en un hospital
Dos niños que estaban internados el año pasado en un hospital de Santiago del Estero recibieron sangre infectada con HIV y se suman al caso de una beba por similar causa.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Autorizan tratamiento de fertilidad con ovodonación
Lavagna negó haber recibido un ofrecimiento de dinero
San Juan: nuevo juicio por crímenes de lesa humanidad
Murió la mítica actriz Isabel Sarli
Corte Suprema de EEUU rechaza planteo argentino por YPF
El mismo saché que contenía sangre infectada con HIV, que había sido usado para transfundir a una beba el año pasado, fue colocada a otros dos menores que estaban internados en el Hospital de Niños Eva Perón. "Ahora se abre otro frente de investigación con la detección de dos nuevos casos", dijeron las fuentes.

Se trata de dos menores de ambos sexos, cuyos familiares no habrían sido notificados de la situación. Uno de ellos reside en el interior provincial.

El primer hecho salió a luz a principios de agosto pasado, cuando el padre de una beba que en ese momento tenía un año y medio de edad, denunció en la comisaría 4a. de la capital provincial que los análisis que le habían efectuado a su hija revelaban que había contraído Sida.

Como sus progenitores no arrojaron resultado positivo en los estudios de sangre que se les practicaron, se descartó que esa hubiera sido la vía de contagio. Entonces, se decidió tomar nuevas muestras a los cinco dadores cuya sangre fue colocada a la pequeña paciente, y así se comprobó que un joven era quien estaba infectado.

Al hacerse las contrapruebas exigidas por la legislación vigente y confirmarse que era seropositivo, se le comunicó que era portador de la enfermedad al donante, quien intentó suicidarse.

Fue así que el juez que en ese momento instruía la causa, Jorge Salomón, dispuso que tanto la niña como el joven recibieran atención psicológica y la medicación necesaria para tratar el virus.

La explicación que se brindó, desde esferas oficiales, fue que la sangre contaminada había superado los controles de laboratorio de rutina porque no se detectó el virus en la muestra, porque seguramente la enfermedad se hallaba en el "período de ventana".

En los últimos días, el expediente había pasado del Juzgado en lo Criminal y Correccional de Tercera Nominación al de Quinta, porque la primera transfusión sanguínea se había realizado durante el turno del juez Juan Jorge, indicaron fuentes tribunalicias.

Fuente: DyN



Click para ingresar