SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Sociedad Corrientes Jueves 20 de agosto de 2009 
PATRIMONIO HISTÓRICO
Promueven Complejo Cultural en la ex Usina
Ciudadanos, profesionales, artistas y organizaciones dedicadas al rescate de patrimonio convocaron a recuperar la ex Usina sobre la costanera capitalina en un complejo cultural de envergadura. Promueven dos petitorios, uno para que el sitio se declare histórico, y otro para que se retiren transformadores con PCB en el lugar.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Se emplean 700 camiones para trasladar arroz al puerto de Buenos Aires
NEA: Para Nación subas en energía estuvieron por encima de costos mayoristas
Por reclamo gremial no se abona peaje en puente Chaco-Corrientes
Foro de Inversiones Turísticas Iberá 2017: en busca de inversores respetuosos de la naturaleza
Presentaron embarcaciones de última generación de Prefectura destinadas al NEA
La convocatoria fue el resultado de una primera reunión en el Hotel la Rozada, sobre Plácido Martínez y Mendoza de la Ciudad de Corrientes, detrás de Prefectura, donde volverán a reunirse el jueves de la semana que viene a las 19:30.

Promueve el encuentro arquitectos de la Comisión de Patrimonio Histórico y artistas sin espacio interesados en recuperar el lugar. Durante la primera reunión se compartieron gestiones paralelas antes el organismo propietario, Transnea y se concluyó en ampliar la convocatoria.

El objetivo es que el lugar se trasforme es un polo cultural que agrupe expresiones artísticas hoy sin espacio de de desarrollo. Músicos en el encuentro dijeron que la recuperación de ese sitio “vendría fenomenal a las bandas de rock”, y que “solucionaría parte del problema de salas que padece el teatro independiente”.

Sin embargo “la empresa es costosa y depende de la voluntad de los organismos de gobierno, municipal, provincial y nacional”, para que “las gestiones avancen y ese sitio se trasforme en un centro cultural de envergadura con mirada hacia el Paraná”, se señaló.

Gestiones anteriores

El último contacto de la Municipalidad de Corrientes con Transea fue en marzo del 2008. En cuatro veces la subsecreatria de turismo requirió al personal de esa empresa para que avance una eventual cesión pero el proyecto no prospero en el Ejecutivo comunal.

El sitio no está en uso y no está alquilado. Los empleados del canotaje pasaron a la funcionaria los teléfonos del ingeniero responsable de la ex Usina, que le informó que Trasnea quiere ceder esas tierras porque “la Usina es estructura residual” que “le ha costado mucho” en impuestos y mantenimientos.

“Ellos generaban ingresos con los equipos en esa estructura cuando funcionaba, pero ahora no sólo no es sustentable sino que les genera déficit. Aún así no arreglaron reducciones con el municipio”, señaló la funcionaria que participó del encuentro.

El Colegio PIO XII, que se encuentra al lado de la ex Usina está excepto de impuestos, ese es el primer ejemplo, pero Trastea nunca inició gestiones. Cuando Truismo contactó a Transnea se hablaba de una sesión a 20 años.

Durante el encuentro se habló de hacer un centro cultural similar a uno en Porto Alegre. “Ese proyecto se lo plantee al intendente pero el Ejecutivo no quiso recibirlo porque aún no tenía fondos para recuperarlo”, dijo secretaria de Turismo comunal Beatriz Kunin.

Entonces se hizo un modelo de convenio que al fin nunca fue utilizado. Sin embargo durante el primer encuentro para la recuperación de la ex Usina se coincidió en que “si se vuelve a impulsar un movimiento similar la empresa no es imposible”

PCB

Al encuentro participó un grupo de tesistas que trabajo en el sitio y aseguró haberse contactado con dos ingenieros del predio en paralelo a las gestiones comunales, uno de apellido Goldman y otro Barrios, ambos de Transea, que coincidieron en que “el lugar tienen que ser cedido porque genera déficit a la empresa”.

Estos “tesistas” hicieron un trabajo de rastrillaje en la Costanera y concluyeron en las Usina, la estructura que más les llamó la atención. “Nos recibieron con muy buenas expectativas, inclusive ellos nos llamaban porque estaban muy interesados en el proyecto”•, recordaron.

“En ese momento se planteó a la Dpec mover los trasformadores que se encuentran allí con PCB, pero se dijo que el costo del traslado era demasiado alto”, señaló nuna integrante de ese grupo.

“En términos absolutos puede ser costoso, pero además de que la Ley de PCB comienza a regir en breve y eso debería ser quitado de puede serlo, pero no en relativos, la inversión en otras materias merece inversión en cultura”, se opinó en el recinto.

Los estudios que realizaron estos tesistas indican que los tres trasformadores en ese lugar tienen PCB. El análisis arquitectónico de estos egresados se completó de otro médico ambiental, que inclusive señala derivaciones oncológicas. Uno de los hermanos de una tesista, médico, se sumó su experiencia.

En ese momento se dijo que los trasformadores podrían moverse a Canta Catalina, pero “hoy la Ciudad ha crecido”, se señaló, y “puede que ese sitio quede a futuro cerca y vuelva a que el PCB potencialmente peligroso, por eso se cree que hay que analizar otro lugar más alejado”.

La Usina correntina

Del encuentro participaron la asociación Defendamos lo Nuestro, que ya ha formado parte de otras campañas por la recuperación de patrimonio, arquitectos, estudiantes, funcionarios de gobierno provincial y municipal y de la Universidad Nacional del Nordeste.

La Comisión de Patrimonio remarcó que el proyecto debe convocar a toda la ciudadanía porque de lo que se está hablando es de la salud de la gente. Si bien pesa una iniciativa sobre el sitio, los trasformadores deben trasladarse. El mismo debate exige apertura política.

Se contó de experiencia de “luchas” en otros barrios como en el Doctor Montaña del que “aún no se han sacado trasformadores, y en otros distritos”, pese a que “la Ley de PCB Está pronto a entrar en vigencia”: “esos elementos deben ser retirados”, se remarcó.

El terreno continúa en dominio continúa de Transnea pero el estado nacional quiere recuperarlo ya que con la reorganización de la ONABE, ente que administra los bienes del estado nacional, el gobierno comenzó a recuperar bajo su órbita sus propiedades en desuso.

Durante el encuentro se habló de experiencias similares como el Centro de Cultura Popular de la Ciudad de Resistencia, que nació de la iniciativa de artistas y personas vinculadas sin espacio para desarrollar actividades culturales.

Hoy en la ex usina aún se encuentran los ex empleados de Agua y Energía.

En tanto, se rumorea que de no usarse el sitio puede que termine como un proyecto inmobiliario, como se ha intentado en ocasiones anteriores, a saber que hay más de 200 expedientes en la comuna a la espera de los permisos para comenzar a edificar.

Pero “eso puede ser una gran plaza, un gran espacio de recreación con un anfiteatro que se extienda por las dos manzanas, con vista al Paraná; un centro de atracción que tenga como eje a la Usina, un espacio nuevo y libre para los grupos artísticos de la ciudad”, se señaló en el encuentro.

“Esto es un proyecto de envergadura, creará un movimiento nuevo”, se agregó. “Creo que será el contraste justo al Teatro Vera, porque después de 100 años la Ciudad de Corrientes se merece un nuevo proyecto de estas características”, dijo una de las profesionales en el encuentro.

¿Porqué la ex Usina?

Los arquitectos especialistas en patrimonio coincidieron en que el edificio cumple con todos los requisitos para ser recuperado. Tiene 100 años de historia, y 50 de albergar un servio público. “El primero argumento”, el que sea de trascendencia social, “también está superado”, coincidieron.

“Hay escuelas rancho en la cordillera en Chile que por encerrar valor humano fueron declaradas patrimonio histórico, por que recuerdan del pasado para reflexionar sobre el presente y proyectar el futuro”, dijo la arquitecta Marisol Maciel. “Edificios que nos reflejan”.

Luego se pasó a una exposición a cargo de Eugenio Gómez y Guillermo Gómez que egresaron de la Universidad Nacional del Nordeste con una tesis de proyecto para recuperar el lugar. Un espacio amplio e integral que recupera toda la zona.

El proyecto ocupa a las manzanas 263 y 265, que se hallaban en desuso cuando desarrollaban el proyecto. La revalorización apunta a equipamiento cultural para la ciudad, que se encuentra en déficit.

El proyecto integraba las dos manzanas, que ahora fueron levemente reordenadas con una obra porque antes eran caóticas. “La Usina sin usar es un tapón entre los barrios y la Costanera”, señalaron los arquitectos.

El proyecto fue pensado en vista de la demanda cultural en la ciudad y ese espacio abandonado, que “debe ser conservado por su carácter histórico y su valor patrimonial”, dijeron los arquitectos.

La ex Usina

“La ex Usina se compone de dos volúmenes, uno principal en el que se hallaban depositadas las turbinas de carbón para generar electricidad que la ciudad utilizó hasta 1920. En el derecho se hallan turbinas de combustibles deterioradas., carcomidas en la superficie”, describió Eugenio Gomez.

“Una zora trasportaba el carbón hacia las turbinas, cargas pesadas sobre rieles que corrían sobre los muros, por eso decimos que son muros macizos en muy buenas condiciones”, señalaron. “Las cargas eran muy pesadas y aún así no hay fisuras”, dijeron.

Las paredes son muy anchas. Sobre los rieles corría un puente y una grúa que se deslizaban con ayuda de un motor.

También hay subsuelos que los profesionales descubrieron no sin sorpresa. El otro grupo de tesistas agregó que llegaron a esa información con entrevistas a los vigilantes del lugar, y debieron reformular su proyecto. Pero el subsuelo está inundado.

Hay un tercer volumen, un edificio destinado a administración con una estructura similar a los anteriores, con baños. Se encuentra tras del lote de la Usina. El edificio central mide 40 por 40 pero sólo ocupa el 10% del espacio.

“Cuando entramos al terreno nos dimos cuenta de lo grande que realmente es, un proyecto cultural de envergadura llevaría la zona a otra nivel”, se señaló. Además hay galpones que utiliza la Dpec, pero que son propiedad de Transnea.

Al cerrar el encuentro, los ciudadanos además de abrir la convocatoria acordaron impulsar dos petitorios. Uno en la Legislatura, para que declare al sitio de interés y se lo proteja como patrimonio, y otro para que el organismo pertinente reitere el PCB de esas instalaciones.


Click para ingresar