SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Sociedad Corrientes Martes 16 de junio de 2009 
EL FRIO LLEGA A CORRIENTES
Telas polares, las “más deseadas”
Como si estas prendas vinieran del ártico, más allá de que su nombre sea algo alusivo, la polar supera en elecciones entre los correntinos con clara ventaja al algodón y a la lana al momento de elegir una tela que ataje del frío viento que no sólo amenaza a las producciones de los campesinos del interior, sino también a la salud de los capitalinos.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
A 49 años del Banco de Sangre
Por primera vez un profesional de la región preside Asociación Argentina de Cirugía
Magistrados mormalizó su conducción
DDHH: Señalizan en Goya la Casa de los Murciélagos
Declaran héroe nacional a Andresito
Las telas polares abundan, las hay amarillas, rojas, verdes, de los colores que uno imagine ver en un mercado de ropas baratas, o en un comercio para modistas y costureras. A veces no parece pero están allí, en forma de media, de un saco, de unos guantes pequeños, un gorro o hasta de manteles, sábanas finas y frazadas con estampados.

Las casas de ropa ofrecen prendas de esta tela a menor o mayor costo según su diseño, aunque el grosor y los colores también parecen ser determinantes a la hora de los precios. Las monocromáticas son más baratas que las de colores, pero las más caras son las que combinan varios tonos y las que forman con ellos dibujos complejos.

Nadie habla de una invasión de telas polares, pero todos los consultados por Momarandu.com dijeron al menos tener una en sus placares. ¿Qué tela cree que le abriga más? se preguntó a ciudadanos correntinos que no tardaron en considerar a “la polar” como “la que nunca falla”. Esta tela, parece según el mismo muestreo haber reemplazado a las comúnmente llamadas “telas de plástico” de las camperas.

“Realmente no es una prenda de lujo, pero abriga bien. Aparte es liviana, así que te pones una y no tenes que andar cargada con un montón de camperas pesadas que no te abrigan tanto. Mantiene bien el calor”, dijo María, una estudiante consultada en la peatonal Junín de la Ciudad de Corrientes. En esa calle casi todas las casas de ropa tienen una prenda polar desde el recambio de temporada.

Es que la característica más relevante de esta tela es que pesa muy poco en relación a lo que abriga; y seguramente todos sabrán de dónde extrae sus atribuciones el algodón –de sus capullos-, y la lana –de los animales que se abrigan con ella-, pero ¿la tela polar?, pues como casi todo hoy, del poliéster, un polímero de obtención química que se utiliza en la industria de los plásticos para la fabricación desde pinturas hasta automóviles.

Quizá, entonces, el apócope “polar” tenga más que ver con “poliéster” que con algún continente blanco, aunque puede que este dilema lo devele "Polarec" la industria que intrudujo el procuto en Argentina. Pero lo cierto es que esta tela es realmente una imitación de la de lana fabricada en máquinas circulares. Esto significa que sale tejida de la máquina en forma de tubo a pesar de estar compuesta por una fibra totalmente sintética.

“El mejor polar es el que se produce en máquinas que le dan a la tela terminada mayor esponjosidad, más volumen con menor peso”, dijo un vendedor a Momarandu.com. La tela polar más utilizada se fabrica con sus dos caras cardadas; una de ellas también lleva aplicado un proceso antipeeling que impide la formación de 'pelotitas'.

No es un saber popular que la tela polar deviene de investigaciones efectuadas en Estados Unidos y el Reino Unido durante los años treinta sobre el proceso de fabricación de polímeros con productos basados en aceite. En 1941 esta tela tan utilizada en Corrientes "enebró" sus primeros “hilos” cuando el poliéster fue patentado por los químicos ingleses, Winfield y Dickson, de la Calico Printers Association.

Durante la Segunda Guerra mundial el desarrollo de la “materia prima” de la tela polar continuó en secreto, y en 1946 se cedieron los derechos de fabricación a DuPont e ICI para el resto del mundo. El poliéster se utilizó inicialmente para producir fibras y se convirtió en tejidos sintéticos revolucionarios. La firma Dacron, creada en los inicios de los años cincuenta, fue la marca de los primeros tejidos sintéticos del mundo lavables y que no necesitaban plancha.

Desde aquellos primeros días, las aplicaciones y la demanda de poliéster han crecido enormemente. Hoy las imágenes de "baratas" e "inconfortables" de las fibras de poliéster, está empezando a cambiar con prendas “de lujo” de microfibras de poliéster, iguales a las que hasta hace algunos años sólo vestían vidrieras correntinas refinadas, pero que ahora ya se venden hasta en mercados como el El Piso.


Click para ingresar