SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Sociedad Corrientes Lunes 27 de agosto de 2007 
Errores comunes en prescripción de medicamentos
Una investigación de la UNNE lleva registrados en poco más de un año más 1200 casos de errores en la prescripción y suministro de medicamentos, en Corrientes y Resistencia.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Denuncia contra Mosnanto por abuso de posición dominante
Vecinos reclaman servicios de agua potable y luz
Empresa entrerriana se radicaría en Riachuelo
Algunos se producen por similitud ortográfica o fonética en el nombre de los remedios, aunque también en las presentaciones de los envases y las dosis indicadas. Gran cantidad de errores son muy habituales.

Se busca que los entes reguladores nacionales puedan reparar estas imprecisiones en los medicamentos autorizados y que las instituciones afectadas por errores frecuentes tomen conocimiento del tema para poder implementar medidas correctivas y preventivas.

Los errores pueden ocurrir en cualquier sistema sanitario y en cualquiera de los eslabones de la cadena del medicamento: en la prescripción, dispensación, almacenamiento, distribución, entre otros etc. Para evitarlos primero hay que reconocer que existen y segundo determinar dónde comenzó el error. El error potencial se puede convertir en real y a su vez puede afectar al paciente u ocasionar gastos innecesarios en el sistema de salud.

"Aprender el manejo de nombres comerciales y genéricos es tanto o más complicado que saber un nuevo idioma" expresó Mabel Valsecia, titular de la cátedra de Farmacología y ejemplificó que para manejar inglés se requiere conocer aproximadamente dos mil palabras cuando existen más de 30 mil nombres de medicamentos.

La gran cantidad de nombres, la letra poco legible de los médicos, la falta de comprensión de farmacéuticos y enfermeros, junto con imprecisiones o parecidos en el nombre de los medicamentos, la similitud del etiquetado o de los envases (especialmente ampollas), posibilitan la aparición errores en la prescripción, administración o dispensación. También se producen por inexactitudes en las dosis indicadas.

Hasta el momento se llevan registrado más de 1200 casos la mayoría son informados en Corrientes, aunque también algunos son de Resistencia, muchos de los cuales son habituales por lo que pueden considerarse "errores comunes", es decir que son frecuentes y muy reiterados.

Los errores hallados pueden ser prevenibles. Aquellos con similitud ortográfica, fonética o de presentación, se solucionarían con cambios por parte de las autoridades competentes.

Ejemplos. Un caso por similitud ortográfica se da con los remedios "Activil" y "Activit" que por su semejanza algunas veces uno es prescripto en lugar del otro y viceversa, siendo que el primero tiene un efecto similar al Viagra y el otro contiene Vitamina C.

Un ejemplo llamativo es el del "Aldorón N.F." que está compuesto por el analgésico Diclofenac. Muchas veces se prescribe sólo como "Aldorón" sin las letras "N.F." siendo éste otro remedio que contiene Nimesulida, una sustancia considerada peligrosa y que está bajo vigilancia intensiva en Argentina por su potencialidad de producir toxicidad hepática.

En cuanto a la similitud fonética se encuentra el Agilex que, según lo detectado es común que se confunda con Agiolax, siendo el primero un analgésico y el segundo un laxante. Otro caso paradigmático hallado fue el de I.U. 400 recetado a una mujer en un hospital correntino por una complicación urinaria, pero sin embargo se le dispensó IBU 400 que ocasionándole una hemorragia digestiva con la consecuente internación.

Las similitudes en la presentación de los remedios también llevan a errores. Una mujer resultó muerta debido a que en vez de Ranitidina por insuficiencia cardíaca se le administra cloruro de potasio por el parecido de un envase.

A esto se le suman otros errores que no son por similitud, sino por falencias en la dosificación o presentación. Error habitual encontrado es la prescripción de Dorixina Gotas que sólo viene en comprimidos o ampollas, o diclofenac 500 mg. cuando la venta es por 50 y 75 mg. Un caso de confusión es el de Dorixina Forte que inyectable trae Dipirona y en comprimidos Clonixinato de Lisina, una sustancia muy distinta.

La categoría de las imprecisiones varían, pues pueden crear un error sin que llegue al paciente, pueden llegar al paciente pero sin causar daño, otros generan la necesidad de hacer un seguimiento del paciente sin daño o con consecuencias transitorias, y en última instancia pueden tener efectos más graves.

Solución. Valsecia explicó que las fallas por similitud fonética, ortográfica o de presentación son los más prevenibles por ser errores en los listados de farmacias, pero los restantes errores son más difíciles de detectar ya que pueden cometerse en el trabajo diario de los médicos, los enfermeros, los farmacéuticos o los pacientes y una vez detectados requieren medidas locales para corregirlos.

En este sentido, la investigadora comentó que mediante este trabajo se logró la elaboración de una ficha de notificación, en la que los médicos y otros profesionales, así como las farmacias notifican de manera voluntaria errores encontrados y en cada caso se proponen soluciones para prevenir su repetición.

Además se pudo introducir la enseñanza de "errores comunes de medicación" en cátedras de Medicina, Enfermería y Kinesiología.

Existen grupos de investigación en errores en distintas instituciones de Argentina, "en este momento estamos intercambiando resultados y realizando estrategias para prevenirlos. "Se busca detectar el máximo de errores para luego diseñar una política al respecto no sólo en el plano local" expresó Valsecia.

"Pretendemos que se instale una cultura del error, en la que se informen estos errores, ya que incluso pueden llevar a la mala praxis, quien acotó que estos estudios permitirán generar programas permanentes de notificación de errores médicos en hospitales y centros de salud del NEA.

Concluyó que la buena disposición obtenida por parte de todos los actores involucrados en esta situación permitió alcanzar el grado de desarrollo logrado y que el proyecto pueda llegar a ser de aplicación.




Click para ingresar