SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Universidad Corrientes Martes 21 de marzo de 2004 
VALDEZ CON MOMARANDU
“La UNNE seguirá apostando a las carreras de grado”
(Por Amelia Presman). El rector de la Universidad Nacional del Nordeste, arquitecto Oscar Vicente Valdés, reconoció a Momarandu.com que aunque en su momento la misma Casa de Estudios promovió la instrumentación de carreras cortas con salida laboral la óptica ahora según su opinión debería estar puesta en la formación de grado y, posgrado.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Se editarán libros de investigadores correntinos
Santo Tomé-Sao Borja: piden garanticen traslado de personas con discapacidad
Goya estará junto a Concepción entre los 14 primeros Pueblos Auténticos del país
Insisten en modificar normativas de provincias del NEA que frenan inversiones forestales
Instruyen para evitar accidentes con serpientes
El calor del miércoles superó al del pleno verano de 2017 y el jueves viento a 56,3 km/hora
Explicó su postura y dijo que “los títulos técnicos ofrecen una herramienta que permite insertarse en el campo laboral de manera más inmediata”. Pero requieren “ especialización temprana, que es muy difícil de articularla con la formación de grado que debe ser junto al posgrado el objetivo en los trayectos de formación de la universidad.”.

-¿Por qué la UNNE a diferencia de otras universidades no promueve mayor ofertas de ofrece carreras cortas con salida laboral?
-El objetivo de la universidad no debe ser la creación de carreras cortas o tecnicaturas. Lo que sucede es que eEl sistema superior no universitario, o sea el terciario, no ha tenido el desarrollo que el sistema productivo de la región y el país necesita. La mayoría de los terciarios en nuestra región son de formación docente, entonces quienes desean formación técnica para tener una pronta salida laboral acuden a la universidad, y ésta como parte del Sistema Educativo Superior debe satisfacer esta demanda, y porque a pesar de las crisis, la universidad sigue siendo sinónimo de calidad educativa. Pero entiendo que la preocupación en la universidad en los trayectos de formación debe ir hacia los niveles superiores y no hacia los inferiores....hacia la formación en el grado y el posgrado.

-¿A qué se refiere con esto?
-No apuntar a la formación técnica sino al grado (carreras profesionales y licenciaturas) y, posgrado (especializaciones, maestrías y doctorados). Las tecnicaturas requieren especialización temprana. Esto es, a acorto plazo se necesitan de herramientas que permitan la incorporación al sistema productivo o sea una pronta salida laboral. Mientras que en el grado Las carreras deben tener especialización tardía para dedicar en los primeros niveles los conocimientos básicos y la especialización luego, después de esos contenidos. Las especializaciones caducan hoy muy rápidamente. Con conocimientos básicos sólidos la especialización puede “reciclarse”.

-¿Eso no sucede con los técnicos?
-No. Ellos por lo general deben reciclar el total de su formación. Caduca su propia herramienta. Por ello debemos trabajar para que estas herramientas sean sumamente actualizadas y de alta calidad de tal manera que puedan llegar a servir incluso para la actualización de los profesionales de grado, por su alta calidad y nivel de actualización.. Yo en la actualidad si deseara ejercer nuevamente mi profesión, e insertarme competitivamente en el sistema productivo, después de 10 años de haberla abandonado, debería actualizarme en el manejo de las nuevas herramientas. Las herramientas con las que me insertaba en el campo laboral cuando me recibí no existen más, o ya están caducas. Por ello afirmo que el técnico no debe ser un profesional de menor calidad , sino de diferente formación y por ello es muy difícil articular en la mayoría de las carreras de grado con la formación técnica, ya que una tiene al inicio un fuerte énfasis en los conocimientos básicos mientras que para la formación técnica no es tan necesaria. Lo que interesa es su nivel de actualización. Entiendo como conveniente que esta formación deba encararlo el sistema no universitario aunque desde la universidad debemos trabajar para fortalecer esa articulación y apoyar la calidad de la actualización.

-¿Cuál es su postura ante el mecanismo de ingreso a la Universidad?
-El ingreso debe ser irrestricto sin lugar a dudas. Pero es sumamente imprescindible preparar al estudiante para ese ingreso. Y en eso estamos trabajando. Aunque más preocupante aún, es la permanencia del joven en la universidad. La Universidad no debe abrir sus puertas en un acceso directo irresponsable, sin medir las consecuencias y que a corto plazo produce una frustración en los jóvenes. Al final del primer año como ya tenemos en varias carreras el 50% de deserción. Nuestro mayor desafío en este tema debe ser mostrar al joven cual es el régimen, los requerimientos indispensables para una adecuada performance en la universidad, y orientarlo lo antes posible. Lo otro es el curso o asignaturas introductorias, que hacen de filtro cuando el estudiante no está preparado. Entiendo que no es conveniente que tomemos medidas populistas porque con eso no se soluciona el problema. Hay que ofrecer mensajes claros, francos y honestos, a ellos y a la comunidad. Los estudiantes reclaman, es cierto, la menor cantidad de “filtros” pero la sociedad reclama la retención y la disminución en la deserción de ello, porque es más perjudicial para todos.

-Ustedes empezaron a trabajar en la articulación con el nivel medio. ¿Han visto ya algunos de los resultados?
-No, en educación los resultados son a largo plazo. Pero el problema no es el nivel medio sino la fragmentación y desconexión del sistema educativo. Pero también nos interesa la articulación con otros sectores, como la articulación con la sociedad y el sistema de producción de nuestros egresados universitarios. Cuando no se trabaja juntos, cada uno forma de acuerdo a su criterio. Y los resultados están a la vista. El nivel medio no forma adecuadamente para la inserción de los estudiantes a la universidad y la universidad no lo hace para la inserción de sus egresados a nuestra sociedad y no son motores de cambio y desarrollo. No creemos que nuestros jóvenes sean perezosos. Esa es una generalización injusta.

-¿Qué otras variables intervienen?
-Hay una gran falta de motivación. No es que los jóvenes no posean capacidad intelectual. Transitamos por mundos diferentes y los que estamos a cargo de la conducción y de su formación debemos hacer un gran esfuerzo para orientarlos, desde su mundo y no desde el nuestro, hacia una mejor calidad y pertinencia educativa.

-Se habla de una cultura caracterizada por el facilismo. ¿Comparte esto?
-Creo que no están claras las metodologías para motivar a los jóvenes hacia esos objetivos por parte de los que tenemos la responsabilidad en educación. No se habla de facilismo cuando los objetivos están bien planteados y el joven se apasiona. Es todo un replanteo. Por eso debemos analizar con sentido crítico, y deseos de superación. La UNNE, desde hace varios años, viene trabajando en ese sentido, y en ese sentido estamos modificando las currículas, los planes de estudio, y actualizando los programas de formación en docencia universitaria, dictando cursos y carreras de especialización en docencia universitaria, para fortalecer al docente, porque las metodologías pedagógicas han cambiado.

-¿Considera que los egresados de la UNNE tienen un buen nivel académico?
-La UNNE brinda espacios de formación donde se puede lograr buen nivel académico, pero también es cierto que por la masividad con la que tiene que trabajar se dan posibilidades de egresados con niveles no deseados. La UNNE, ha superado satisfactoriamente la evaluación externa. Pero también es cierto que la UNNE está muy fragmentada. Y eso se manifiesta al exterior porque tampoco existe una verdadera comunicación hacia fuera de lo que aquí se realiza. Por eso no la sociedad no llega a valorar todo lo que tiene y puede brindar su universidad. Poseemos investigadores e institutos de investigación de primera línea. Aún hay mucho por hacer para alcanzar el estándar que deseamos pero fuimos evaluados satisfactoriamente por la CONEAU.

-¿Hay una falta de peso político a la hora de pelear por una mayor partida presupuestaria? ¿Cuál es la falla?
-Las universidades “periféricas” estamos en desventaja desde todo punto de vista. Aquí todo nos cuesta el doble. Aparecemos históricamente en el veinteavo noveno lugar y tenemos una cantidad de alumnos casi similar a la Universidad de Tucumán. No existe una relación entre los recursos asignados y los casi sesenta mil estudiantes que tenemos. El secretario General de Planeamiento Contador Gabriel Ojeda hace varios años viene trabajando en la Comisión del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y con la Secretaría de Políticas Universitarias para revertir esta asimetría. Ultimamente en esto hemos avanzado, porque ya se ha empezado a aplicar y hemos escalado algunos puntos.


Click para ingresar