SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Sociedad Corrientes Lunes 09 de diciembre de 2018 
DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA CORRUPCIÓN
El costo de la corrupción es de 2,6 billones de dólares, 5 % del PBI mundial
De acuerdo al Foro Económico Mundial la cifra del costo de la corrupción en al menos 2,6 billones de dólares, o el 5 % del producto interno bruto mundial. Y según el Banco Mundial, las empresas y las personas pagan cada año más de 1 billón de dólares en sobornos. "La corrupción engendra más corrupción y fomenta una cultura destructiva de impunidad", alertó la ONU

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Descuento a jubilados en Aerolíneas
No se construye ET Transformadora en el sur de la ciudad aclara Energía
Reclaman descentralización del concurso docente
Preparan trabajos de recuperación del puente sobre arroyo Pirayuí
Santa Misa por las familias damnificadas por las inundaciones
Cada año se paga un billón de dólares en sobornos y se calcula que se roban 2,6 billones de dólares anuales mediante la corrupción, suma que equivale a más del 5% del producto interior bruto mundial, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Se calcula que en los países en desarrollo se pierde, debido a la corrupción, una cantidad de dinero diez veces mayor que la dedicada a la asistencia oficial para el desarrollo. "La corrupción es un delito grave que frena el desarrollo económico y social en todas las sociedades. Ningún país, región o comunidad es inmune", remarca esta semana Naciones Unidas.

"La gente a menudo piensa que está a merced de la corrupción y que es solo un "modo de vida". Sin embargo, cada sociedad, cada sector y cada ciudadano se beneficiarían de unirse contra la corrupción en la vida cotidiana", expresa el organismo internacional.

UN FENÓMENO SOCIAL COMPLEJO

Según la ONU, la corrupción es un complejo fenómeno social, político y económico, que afecta a todos los países. Por ejemplo, socava las instituciones democráticas al distorsionar los procesos electorales, pervertir el imperio de la ley y crear atolladeros burocráticos, cuya única razón de ser es la de solicitar sobornos. También atrofia los cimientos del desarrollo económico, ya que desalienta la inversión extranjera directa y a las pequeñas empresas nacionales les resulta a menudo imposible superar los «gastos iniciales» requeridos por la corrupción.

El 31 de octubre de 2003, la Asamblea General aprobó la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, que entró en vigor en diciembre de 2005, y pidió al Secretario General que designara a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) como la secretaría para la Conferencia de los Estados Partes de la Convención.

Para crear conciencia contra esta lacra y difundir el valioso papel de la Convención a la hora de luchar contra ella y prevenirla, la Asamblea también designó el 9 de diciembre como Día Internacional contra la Corrupción.

Desde entonces, gobiernos, el sector privado, organizaciones no gubernamentales, medios de comunicación y ciudadanos en todo el mundo están uniendo fuerzas para combatir este delito. El Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) están en primera linea en ese esfuerzo.

MENSAJE DEL SECRETARIO DE NACIONES UNIDAS

El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, expresó esta semana un nuevo mensaje con motivo del Día Contra la Corrupción 2018. En él, dice que, de acuerdo al Foro Económico Mundial, el costo de la corrupción es de al menos 2,6 billones de dólares, o el 5 % del producto interno bruto mundial.

"La corrupción está presente en todos los países, ya sean ricos o pobres, del norte o del sur. Se trata de un ataque contra los valores de las Naciones Unidas. Roba a las sociedades escuelas, hospitales y otros servicios vitales, aleja la inversión extranjera y despoja a las naciones de sus recursos naturales. Socava el estado de derecho e incita a la comisión de delitos como el tráfico ilícito de personas, drogas y armamento. La evasión fiscal, el blanqueo de dinero y otros flujos ilícitos desvían recursos que son muy necesarios para el desarrollo sostenible. El Foro Económico Mundial cifra el costo de la corrupción en al menos 2,6 billones de dólares, o el 5 % del producto interno bruto mundial", señala.

El Secretario Guterres, también dice que según el Banco Mundial, las empresas y las personas pagan cada año más de 1 billón de dólares en sobornos.

"Según el Banco Mundial, las empresas y las personas pagan cada año más de 1 billón de dólares en sobornos. La corrupción engendra más corrupción y fomenta una cultura destructiva de impunidad. La Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción es uno de los principales instrumentos de que disponemos para avanzar en esta lucha. El Objetivo de Desarrollo Sostenible 16 y sus metas también ofrecen pautas para la acción. Mediante el mecanismo de revisión por pares previsto en la Convención, podemos trabajar juntos para sentar las bases de la confianza y la rendición de cuentas. En nuestra mano está educar y empoderar a los ciudadanos, promover la transparencia y fortalecer la cooperación internacional para recuperar activos robados. Millones de personas de todo el mundo han acudido a las urnas este año con la corrupción como una de sus principales prioridades. En el Día Internacional contra la Corrupción, adoptemos una actitud firme a favor de la integridad", concluye Guterres.

CONVENCIÓN CONTRA LA CORRUPCIÓN

En la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, los Estados parte se comprometen a promover y fortalecer las medidas para prevenir y combatir más eficaz y eficientemente la corrupción; promover, facilitar y apoyar la cooperación internacional y la asistencia técnica en la prevención y la lucha contra la corrupción, incluida la recuperación de activos; y promover la integridad, la obligación de rendir cuentas y la debida gestión de los asuntos y los bienes públicos.

En ella, los Estados se comprometen a ejecutar políticas y prácticas de prevención de la corrupción, crear órganos de prevención de la corrupción, observar al Sector público, establecer códigos de conducta para funcionarios públicos, observar la contratación pública y gestión de la hacienda pública, garantizar Información pública, establecer medidas relativas al poder judicial y al ministerio público, observar al sector privado, garantizar la participación de la sociedad y establecer medidas para prevenir el blanqueo de dinero.

Entre otras pautas, los Estados asumen el compromiso de adoptar medidas para reforzar la integridad y evitar toda oportunidad de corrupción entre los miembros del poder judicial, las cuales podrán incluir normas que regulen la conducta de los miembros del poder judicial.

También se ordena fomentar la participación activa de personas y grupos que no pertenezcan al sector público, como la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y las organizaciones con base en la comunidad, en la prevención y la lucha contra la corrupción, y para sensibilizar a la opinión pública con respecto a la existencia, las causas y la gravedad de la corrupción, así como a la amenaza que ésta representa.

Éste convenio distingue, en su Capítulo III, sobre Penalización y aplicación de la Ley, el soborno de funcionarios públicos nacionales, el soborno de funcionarios públicos extranjeros y de funcionarios de organizaciones internacionales públicas, la malversación o peculado, apropiación indebida u otras formas de desviación de bienes por un funcionario público, el tráfico de influencias, el abuso de funciones, el enriquecimiento ilícito, el soborno en el sector privado, la malversación o peculado de bienes en el sector privado, el blanqueo del producto del delito, el encubrimiento y la obstrucción de la justicia.

A su vez, ordena sobre la responsabilidad de las personas jurídicas, la participación y tentativa, el conocimiento, intención y propósito, la prescripción, el proceso, fallo y sanciones, el embargo preventivo, incautación y decomiso, la protección de testigos, peritos y víctimas, y la consecuencias de los actos de corrupción.


Click para ingresar