SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Sociedad Corrientes Martes 09 de enero de 2018 
OCURRIDO HACE CUATRO MESES
Investigan si son correntinos dos niños descuartizados en rito satánico en Brasil
La Policía Civil de Brasil decretó la detención de siete personas sospechosas de participar en un supuesto ritual satánico ocurrido hace cuatro meses en Porto Alegre que terminó con dos niños descuartizados. Ahora investigan la posibilidad que los niños sean oriundos de Corrientes o Misiones.


. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
“Los crímenes por ritos satánicos constituyen verdaderos desafíos al conocimiento científico”
Asumieron nuevos directores en el Hospital Escuela de Corrientes del Hospital Escuela
Se confirma que tarifa de agua subirá entre 10 y 11 por ciento el primer semestre
Reducen a 90 días los plazos fijos en UVA
Operativos vacunación antigripal
Amaszonas confirma suspensión de vuelos entre Corrientes y Asunción
La investigación empezó hace cuatro meses, cuando alguien que revolvía la basura en las calles de la ciudad de Novo Hamburgo, a unos 45 kilómetros de Porto Alegre en Brasil, encontró el cuerpo descuartizado de un chico. Ese fue solo el principio de lo que sería una macabra trama satánica, de la cual uno de los sospechosos es argentino y todavía se encuentra prófugo y las víctimas, dos hermanitos de entre 8 y 12 años, que habrían sido secuestrados en la provincia de Corrientes.

Después de la denuncia advirtiendo sobre el primer cuerpo, la Policía rastrilló el lugar y encontró a una segunda víctima. A los dos cuerpos les faltaba la cabeza y se encontraban dentro de bolsas de plástico en una caja de cartón. Los estudios de ADN revelaron más tarde que se trataba de dos hermanos, un varón y una nena, hijos de una misma madre aunque sus huellas no tienen ninguna coincidencia en el banco de datos de ese país.

Los cráneos hasta ahora no han sido localizados. Las investigaciones apuntan que los niños pueden ser argentinos y haber sido traídos de una región pobre de Corrientes.

El principal indicio es que uno de los sospechosos próceres es argentino - identificado como Jorge Adrian Alves. Según el delegado Fermino, la hipótesis es que las víctimas hayan sido cambiadas por un camión, robado en Brasil y llevado hasta la provincia de Corrientes, en Argentina, donde la policía sospechosa que los niños vivían.

Jorge Alves tiene relaciones en Corrientes y también en Misiones, dos provincias que hacen frontera con Brasil. Otro hecho es que el material genético de los hermanos no fue localizado en bancos de ADN en Brasil y no hay características compatibles en listas de desaparecidos brasileños.

Ahora, la prensa de Brasil informó que la Policía Civil del Estado decretó la detención preventiva de siete personas sospechosas de participar del supuesto ritual satánico, que terminó con el descuartizamiento de los dos niños.

Cuatro de los investigados ya están detenidos, incluso el líder del grupo, titulado como "maestro y brujo" por los investigadores. Otros tres sospechosos son considerados prófugos. Las informaciones fueron detalladas en una rueda de prensa promovida por la 2ª Comisaría de Homicidios de Novo Hamburgo, en el Valle de los Sinos.

Los restos mortales de las dos víctimas, que serían hermanos por parte de madre y tenían edad entre 8 y 12 años, fueron encontrados en septiembre de 2016 en la Lomba Grande, zona rural de Novo Hamburgo. Los restos mortales estaban al margen de una carretera, dentro de bolsas plásticas y cajas de cartón.

La sospecha es que las víctimas residían en Argentina, en Corrientes o Misiones. De acuerdo con las investigaciones, el ritual habría costado R $ 25 mil y fue encargado por dos hombres, que supuestamente buscaban ayuda sobrenatural para obtener éxito en sus negocios. El ritual habría ocurrido en un templo en Morungava, en el interior de Gravataí, y puede haber implicado consumo de carne y sangre humana. Hay indicios, según el delegado, de que los niños estaban vivos cuando el ritual comenzó. Ahora, el principal objetivo es identificar a las víctimas, con posible apoyo de autoridades de Argentina.




Click para ingresar