SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Opinion Corrientes Jueves 04 de enero de 2018 
Perón, Ceferino y los mapuches
(Por Carlos Gustavo Rubín) En 1938 el entonces Mayor Juan Domingo Perón destinado al Neuquén regala su bastón militar al Longko Pedro Curruhuinca como reconocimiento de los derechos ancestrales del pueblo mapuche

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Un artista del saqueo
El legado de Perón en nuestros días
Declarar peronista ilustre a Gildo Insfrán
Socializar esfuerzos, privatizar ganancias: una filosofía de gobierno
Cristina es una losa para construir un nuevo movimiento popular
Prueba de ello es la siguiente foto donde el líder justicialista esta al parado al centro sin gorra militar.

Pero no era casualidad, en 1935 PERON había escrito “ Toponimia patagónica de etimología araucana”, donde recogía más de 700 palabras araucanas, nombre dado por los blancos al pueblo mapuche.

Su contacto con los pueblos originarios o indígenas fue temprano, tanto mapuches como tehuelches, ya que se crió en Santa Cruz, cerca de Río de Gallegos, en la Estancia Chak- Aike donde su padre era el administrador.

Ceferino Namuncurá, nacido en Chimpay provincia de Río Negro, hijo de un cacique mapuche que fue educado por los salesianos, estudió en Roma, fue recibido por el Papa Pío X y donde falleció tempranamente. Fue beatificado por el Papa Benedicto XVI.

Perón era contemporáneo de Ceferino y vivieron en la Patagonia argentina décadas después de la denominada “Campaña del Desierto” encabezada por el General Julio Roca donde se terminó de imponer la “ civilización”, despojando de sus tierras a sus ocupantes originarios.

Nunca se conocieron personalmente, pero ambos, a su manera y con historias personales diferentes, sabían del sufrimiento mapuche y que quizás el camino más difícil de la integración social desde su identidad ancestral era la única manera de evitar su aniquilación definitiva.