SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS

Cultura & Espectaculo Domingo 29 de abril de 2007 
MOMARANDU CON SALVADOR CABRAL

“La única alternativa es construir un estado -continente“, afirma historiador
(Por María Laura Riba). Así lo manifestó el historiador Salvador Cabral en una entrevista mantenida con momarandu.com. En tal sentido, indicó también que “Venezuela y la Argentina deben ser los dos países que acaudillen la América hispánica


Notas relacionadas
“Andresito sale de los Jesuitas y choca con el patriciado y la desaparición del artiguismo“
Legisladores nacionales reconocen el grado militar de Andresito y autorizan búsqueda de sus restos
Ante un público ávido y numeroso, el historiador Salvador Cabral disertó sobre Andresito
Otros títulos
“Instantáneas” exposición de fotografías de Victoria Bonczok
Jorge Alarcón presenta su primer libro de poemas “Inhabitable”
Circuito Universitario de Música Independiente en el CCU
Prestigiosos narradores regionales darán conferencia inaugural en la Feria Provincial del libro
Desopilante comedia italiana en La Mariño
Play Semana de Videoarte
”. Agregó que “debemos discutir una moneda común, un banco común”. Además se refirió a la importancia de Andresito Guacurarí y Artigas en el contexto de la naciente Patria Grande (ver relacionada)

Salvador Cabral, historiador y abogado llegó a Corrientes desde Misiones, provincia donde reside, para disertar sobre la figura de Andresito Guacurarí y Artigas (ver por separado). Horas después de la misma, en diálogo con momarandu.com habló también de temas actuales, siempre relacionados a la Historia, a la importancia de la memoria colectiva y a la creación de la Historia argentina a partir de las regiones: “No hay Historia argentina si no hay una reconstrucción a partir de la Historia regional”, indicó.

- ¿Cómo se recupera la memoria histórica?
- Hubo un borrón de la memoria histórica y yo creo que el gobierno militar lo hizo a conciencia. Por ejemplo entre 1973 y 1976, los directores de Eudeba fueron Arturo Jauretche y Abelardo Ramos y se editaron los libros más importantes. Por ejemplo, el libro en dos tomos de Luis Alberto de Herrera - en el Uruguay – donde demuestra cómo fue el manejo diplomático inglés para lograr la independencia de Uruguay. Se editó también “Doctor Francia, visto y oído por sus contemporáneos” de José Antonio Vásquez que fue un gran historiador paraguayo, con prólogo de Abelardo Ramos; pero todo eso fue quemado, como en la época de Hitler. Quemaron pilas de todos los libros que se editaron de ese calibre y con ese contenido. Evidentemente había una reacción en contra de lo que se estaba pensando y escribiendo. Tuvimos la presencia del vacío en la mentalidad juvenil. Es como si le hubieran cortado la memoria a la gente. Los que sobrevivimos al proceso militar llegamos debilitados porque la mayoría, o se quedó afuera, o murió, desapareció. Se produjo un corte en la conciencia histórica. Ahora, lentamente se comienza a recuperar.

- ¿De qué manera considera que se realiza esa recuperación?
- Primero se acerca un momento de debate, después de creatividad y publicaciones. Y luego llega el tiempo de las concreciones, porque éstas son irreversibles. La Argentina, igual que América Latina, va a ir recuperando su conciencia perdida. La aparición de Chávez (Venezuela), el presidente de Ecuador, el propio Lula (Brasil), objetivamente producen una conmoción que invita a la reflexión, porque, nuevamente, Argentina y Venezuela tienen que ser los dos países que acaudillen la América hispánica, esto es un tema importantísimo. Nuevamente tienen que ser el equilibrio de Brasil para que se pueda hacer un Mercosur justo. Y dentro de Hispanoamérica, Venezuela y Argentina son las dos cabezas fundamentales. Yo diría que más importante que una conferencia internacional que se dé en Montevideo, el hecho que se haga el gasoducto Caracas – Buenos Aires, el hecho que se haga la ruta tras amazónica que llegue también hasta Buenos Aires, el hecho que se haga una ruta desde Buenos Aires a La Paz que tenga una salida al mar para Bolivia, son todos hechos “irreversibles”.

- Habla de canales de comunicación directa…
- … Por ahí cruza el comercio, el contrabando, lo que usted quiera, hasta la droga; pero también por ahí cruzan los libros, las ideas, la construcción de la futura América del Sur, sin eso, no habrá América del Sur, no habrá unidad.

- ¿Existió verdadera unidad en algún tiempo?
- El mayor esplendor que tuvimos como Estado, en el primer momento fue cuando estaba unificada la península ibérica, ese es el momento culminante de la unidad, era el estado más grande del mundo donde teníamos una parte de África, toda la América - incluido Brasil - y toda Hispanoamérica. Éramos el Imperio Ibérico; después se rompe cuando Inglaterra logra crear Portugal – que es un invento inglés – y se ensaya un tipo de dominio importante que es el subimperio. Imagínese que Portugal no producía nada y no podía ser un Imperio que no produjera algo, entonces se transforma en un Imperio que trabaja vendiendo mercaderías producidas por otros. Eso dura mucho tiempo y comienza la etapa de la desintegración.

El segundo momento de América Latina es el momento de la emancipación. Yo diría que los momentos claves de la Historia son los momentos en que cambian los mapas. La emancipación tenía una sola Hispanoamérica y el Brasil, que había sido el primer paso de la división. Termina la emancipación para la década del ’30 del siglo XIX y ya el mapa era otro: un montón de republiquetas chiquititas y un Brasil gigantesco, que era el plan de Inglaterra y se había cumplido perfectamente.

- ¿Y ahora?
- Ahora entramos de nuevo al cambio de mapas; entramos en una etapa donde se están por cambiar los mapas. Empieza a haber transformaciones que vienen muy desde abajo y desde antes, es decir que son antiguas y profundas, por lo tanto vamos a ver un escenario con cambios de mapas en los próximos diez años. Los puntos de partida van a ser otros.

- ¿Cuáles?
- Acá vamos a tener que reivindicar a los libertadores de la primera etapa, esos son los que nos van a marcar el rumbo, porque en el fondo está la cuestión de que el estado nación es inviable en la Historia como protagonista. América del sur no tiene alternativas, nuestros estados son estados fallidos, entonces, o construimos un estado continente – de eso se trata – de discutir una moneda común, un banco común, que son los temas que empiezan a surgir, y seguir el ejemplo de Europa. Esa es la única alternativa para que nosotros no soportemos la historia como hizo África toda la vida sino que seamos protagonistas, y nuestros objetivos sean decisiones en el mundo internacional, o de lo contrario, Argentina habrá fracasado como estado y como nación.