SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS

Cultura & Espectaculo Martes 15 de enero de 2019 
ANFITEATRO MARIO DEL TRÁNSITO COCOMAROLA

Se suspende la quinta gala de la Fiesta del Chamamé
El Instituto de Cultura informó que la 5ta noche de la 29° Fiesta Nacional del Chamamé 15° del Mercosur fue suspendida por las inclemencias del tiempo.


Otros títulos
“Cafarnaum” en la Mariño
Actividades por el Día del Libro en la biblioteca Norberto Lischinsky
Fundación leer lanza “leer con vos”
Spike Lee en Ciclo de Estrenos Premiados
Valdés acompañó el evento “Las Voces” en Corrientes
Autos Antiguos en el Camba Cuá
El clima no ha permitido celebrar este martes 15 de enero la quinta gala de la Fiesta Nacional del Chamamé.

Luego de una hora de espera a que los fenómenos meteorológicos mermen su agresividad, el Instituto de Cultura informó que la programación de esta noche será suspendida.

Como ocurriera en las segunda y tercera galas, el sábado y domingo pasados, la programación será reordenada a partir de mañana, y las entradas para el día de hoy podrán ser utilizadas en las noches siguientes.

Hasta el día de hoy, el mal tiempo sólo ha permitido celebrar dos jornadas de Fiesta en las que, aún así, se han registrado más de veinte mil ingresos al Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola.

El día de ayer, lunes, segunda jornada de programación activa, el predio chamamecero recibió a más de diez mil espectadores en torno a una grilla de presentaciones que duró por casi diez horas.

Ya han pasado por su mítico escenario Osvaldo Sosa Cordero, grandes maestros en este arte folclórico, entre ellos, Eustaquio Miño, Rudi Flores, Ofelia Leiva, Chango Spasiuk y Lucas Segovia e invitados, entre los cuales destacó Soledad Pastorutti.

El leimotiv de la 29° Fiesta del Chamamé 15° Fiesta del Mercosur es Chamamé de la Humanidad, una leyenda en dirección al destino que espera a este arte folclórico, con cuna en Corrientes, profundamente amado por el pueblo del litoral sudamericano, en camino a convertirse Patrimonio Inmaterial declarado así por Naciones Unidas.

El chamamé en este suelo cuenta con casi quinientos años de historia sobre sus hombros, y miles de obras líricas y musicales que retratan su fuerza vital.

Esta fiesta, también nombrada en guaraní en Corrientes Areté Guazú, -Fiesta Grande- de acuerdo a sus protagonistas, tres generaciones de chamameceros que confluyen en su centro, sobre el escenario, no es más que la continuidad de las fiestas nativas en honor a los elementos y a la abundancia de lluvias y de alimentos en esta tierra mesopotámica surcada por arroyos y esteros, como se las expresa en este siglo.