SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS

Cultura & Espectaculo Domingo 11 de febrero de 2018 
PRESIDENTE DE SAPUCAY CON MOMARANDU.COM
El show de comparsas es “una expresión de danza-teatro popular”
(Por Facundo Sagardoy para momarandu.com) “Nosotros concebimos al show de comparsas como una expresión de danza-teatro popular. En ese sentido pensamos y se piensa la idea y la expresión del desarrollo del tema, en el show y en el corso”, dice a momarandu com el presidente de Sapucay, Mario Yonna, entrevistado tras presentación de la “poderosa” comparsa “del Gallo” en el Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola



Otros títulos
CCU: abren inscripciones a talleres de expresión artísticas
Corrientes llevará poesía, narrativa y chamamé a la Feria Internacional del Libro
Repleto el Nolo Alías en otro fin de semana de Carnaval
Feria de artesanías y gastronomía, un espacio para los emprendedores
Los Corsos Barriales eligieron a sus campeones
Arzobispo emérito lamenta carnavales en Cuaresma
Fotos; Nicolás Montero para momarandu.com

La comparsa del Gallo es una de las preferidas del público correntino. Sus bailarines son profundamente queridos por los espectadores y sus cuadros ovacionados de principio a fin. Este año, su espectáculo es abierto por pilotos que navegan “Aerolíneas Sapucay” hacia sitios que ilustran con destaques, solistas, dúos y cuartetos la diversidad de culturas que conserva Argentina.

El show interpreta un viaje que un grupo internacional de turistas, representado por un ballet con mochilas de excursión y banderas de diferentes naciones, emprende por el territorio nacional.

Observando maravillados las formas con las que los argentinos se expresan con música y baile, los turistas viajan de un punto al otro del país, y, entre paisaje y paisaje, suben al escenario para bailar estilos modernos con Carnaval.

Por la singularidad de sus trajes y la coreografía de los ballets, dos de los cuadros propuestos por esta comparsa capturan con una especial sutileza la atención del público en el Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola: tango y pachamama.

Con la participación de bailarines virtuosos en todos géneros latinoamericanos y parejas destacadas y premiadas en el baile de arrabal, el primero traslada el show hasta el típico cuadro de revista, el segundo enmudece al público con la creatividad que expone en el diseño con el que sus trajes trasladan el Carnaval de los Andes a formas como la bahiana que toma de Brasil el Carnaval del Litoral.

Momarandu.com entrevistó al presidente de "Sapucay", o "Sapucay del Taragüí", la “poderosa” comparsa del “Gallo”, sobre las propuestas que trabajó su equipo para llevar “Aerolíneas Sapucay”.

También habló sobre la exigencia que la comparsa imprime a sus integrantes durante los días de Carnaval para llegar hasta el escenario Osvaldo Sosa Cordero en el Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola.

Momarandu.com: Mario, arranca 2018 y Sapucay firme, brilla y apasiona a los comparseros que como todos los años se despiden de ella llorando y siguiéndola hasta la calle ¿Cómo se logra ese efecto?
Mario Yonna: Esto se logra con mucho trabajo, pero mucho trabajo, trabajo que se hace durante todo el año. Y con mucha gente. Gente que piensa. Con mucha gente que trabaja, mucha gente que aporta lo mejor que puede. Y claro, con los comparseros, que es lo mejor que tiene Sapucay.

M: ¿Cómo trabaja Sapucay su estética para integrar en ella a la variedad de estilos que hoy lleva al escenario?
M.Y.: Los comparseros son todos amateur y ponen todo su corazón para que Sapucay salga de la manera que sale. Nosotros ponemos un espectáculo que día a día mejoramos. Día a día lo pulimos y bueno, se podrá apreciar que este show ha sido superador del anterior y calculo que el tercero también lo va a ser. Es distinto pensar en una puesta de escena que en un corso. Son detalles. Tanto en eso como en lo otro ponemos todo. Son formas distintas en las que se tiene que expresar la comparsa. En todo, todos trabajamos para que todo sea mejor.

M: La puesta y composición de Sapucay la acerca muy especialmente al Teatro de Revista. ¿Cómo logra esa relación entre el Carnaval y otras artes escénicas sin perder estilo propio?
M.Y.: Siempre buscamos eso en la elección del tema. Que el tema sea la expresión de muchas cosas. Nosotros concebimos al show de comparsas como una expresión de danza-teatro popular. En ese sentido, pensamos y se piensa la idea y la expresión del desarrollo del tema en el show y en el corso.

M: ¿Cómo viven la tensión entre la inspiración que toman de sus raíces y del resto del mundo?
M.Y.: Se vive con mucha pasión. Con el trabajo de gente que ha participado siempre del Carnaval y que ha vivido siempre el Carnaval, desde su niñez. En esa conjunción de aquella gente que conoce el Carnaval desde siempre y de la idea jóven, de los bailarines, de los comparseros nos da seguridad. Con todo eso se logran estas cosas. No hay que dejar de pensar en que Sapucay se supera día a día. Eso es lo que tenemos que hacer. Sacar algo más, siempre, a todo, sacar un plus a lo que hicimos el día anterior. Este es un espectáculo digno de ver y digno de vivir. Y agradecer. Por eso, gracias a ustedes y a todos.

CARNAVAL, TEATRO POPULAR
Bailar, actuar, representar, este año, son, en Sapucay, una forma de habitar un espacio entre el carnaval ritual, el popular y su género teatral.

Una representación de teatro popular que emerge de la celebración, de la fiesta, de la expresión que, ya en España, en sus pueblos y ciudades, sobrevive al paso de los siglos como un hilo que conduce el presente del Hombre hacia su pasado de admiración por la Naturaleza o al encuentro con los seres y frutos que brotan de ella, el reino de Dios y la bienaventuranza que ilustran los relatos sagrados o los mitos y leyendas.

Su danza alegre, cómica, festiva, lleva hasta el escenario personajes caricaturescos y populares, relacionados con las fiestas y las celebraciones tradicionales, en pequeños, sencillos y divertidos cuadros repletos de vértigo, en los que se hilvanan la vida cotidiana de los argentinos a las costumbres en sus clases populares, como en esencia propone la pieza dramática y jocosa en un acto que desarrolla en el teatro el sainete desde principios de siglo XVIII.

Sus representaciones breves tratan temas cercanos íntimamente al pueblo como su folclore con música hilarante, danzas apasionadas, lúcidos actores y actrices, luces e imágenes digitales y humor con farsa, como su invitación a volar.