SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS

Cultura & Espectaculo Domingo 18 de junio de 2017 
CINE DEBATE

Cine uruguayo en la Mariño
La comedia uruguaya “Mr Kaplan”, escrita y dirigida por Álvaro Brechner se proyecta, en carácter de estreno para la ciudad este lunes a las 21 en el Cine Debate de la Mariño


Notas relacionadas
Agenda cultural variada para la semana
Otros títulos
Un Romance del río largo con Alma Guaraní
“Naturaleza Humana”, obras para pensar
Avanza el Museo Sacro Guarani-Jesuitico San Miguel
Corrientes será sede de la Red de Festivales Shakespeare en Argentina
Nicanora y la correntinidad
Semana cultural en el CCU
Está basada en “El Salmo de Kaplán” de Marco Schwartzco y protagonizada por Héctor Noguera. Tras la Segunda Guerra Mundial, el viejo Jacobo Kaplan huye a Sudamérica. Descontento con su nuevo rabino, su comunidad, su familia y su vida, y temiendo morir y no ser recordado, con casi ochenta años decide, con la ayuda de un policía retirado, capturar a un viejo alemán, dueño de un restaurant, en la creencia de que es un antiguo oficial nazi.

Su objetivo es llevarlo a Israel y así contribuir a recuperar el orgullo y la dignidad de la comunidad judía.

La película cuenta con situaciones delirantes, con actitudes humorísticas creativas y algunas actuaciones brillantes, confirmándonos que también en Uruguay se puede hacer buen cine. Kaplan juega a hacer de un Quijote actual y también parodia a James Bond, tratando de atrapar al “malo” y lograr que la verdad y la justicia triunfen.

La obra es una curiosa mezcla de comedia, drama, thriller, aventura, a lo que puede añadirse algún toque de western. El protagonista compone un rol que nos propone una reflexión muy humanista sobre el sentido de la vida. Fue candidata al Oscar a la mejor Película de habla no Inglesa y nominada al Goya como mejor filme.