SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Cultura & Espectaculo Corrientes Domingo 18 de octubre de 2003 
Castiñieira de Dios con Momarandu
“Hoy nos toca entender mejor el mito de Eva Duarte”
(Por Armando Godoy).- No es fácil entrevistar a un músico y director veterano del arte como José Luis Castiñieira de Dios. Muchas preguntas pudieron resultar obvias, y otras quedaron en el tintero, pero se mostró de buen ánimo para hablar horas antes del estreno de la obra “Oratorio de Eva Perón”, protagonizada por Esther Goris en el Teatro Vera de esta ciudad, pese al sofocante calor y a la apretada agenda de ensayos.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Su mirada casi inocente y su lenguaje suave lo revela como un hombre con los pies sobre la tierra, y sin los tics propios de los intelectuales. “La Ñ perdió la batalla”, dijo a momarandú mientras nos da su dirección de e mail. Nada más triste para alguien que defiende la cultura del castellano a través de uno de sus lenguajes más enriquecedores: el teatro.

-¿Esther Goris fue la primera elección para este proyecto?
-Sí, sin dudas; ella fue la protagonista de la película Eva Perón, de cuya música fui el responsable, así que para mí tiene una profunda identificación con el personaje que me interesaba interpretar.

-O sea, le gustó su actuación en la cinta.
-Sí.

-¿Hablaron mucho del guión de esta obra?
-Sí. Bueno. En este caso, no hablamos sobre la estructura dramática, que la concebí primero; pero después charlamos bastante sobre las partes habladas, para ver si estaba de acuerdo con mis ideas, porque muchos de los parlamentos de Esther son originales de Eva Perón. No están escritos en forma literaria, ni son diálogos de la película, los cuales no escribí. Son textos tomados de discursos sobre todo, no provienen del libro “La razón de mi vida”, ni de algunos de esos otros libros que se escribieron para la figura. Están extraídos del lenguaje oral que quizá sea lo que mejor la represente a Eva, y de algunas de sus cartas.

-¿Es difícil separar a la Eva Perón política de la parte humana?
-Puse el acento en la parte humana, por la cual me parece que hoy es una figura universal del siglo veinte; no creo que lo sea por la parte política. Juan Perón fue políticamente mucho más importante, y sin embargo ella es la persona que más ha trascendido internacionalmente.

-La concepción de un proyecto como este no puede surgir de repente, sino de muchos años de vivir con el mito..
- Claro, naturalmente. Pero también para mí fue una experiencia muy vigorosa la película “Eva Perón”, que Esther protagonizó junto a Víctor Laplace: removió muchas cosas, y se estrenó en competencia con la versión de Alan Parker, que en realidad solamente reproduce en forma textual la obra musical de Webber y Rice. Esa obra trata temas sumamente urticantes para los argentinos, Más allá de cualquier ideología. Voluntariamente, hicieron un reduccionismo del personaje como si se tratara de la mujer del dictador filipino Ferdinando Marcos, o como si fuera... eh...

-... un personaje oscuro...
-Oscuro, terrible y fatal. Y en realidad, a Eva Perón la gente la recuerda por otras cosas. Probablemente haya tenido un costado oculto de su personalidad, pero la diferencia el hecho de que en tan pocos años tuvo ese don de sí tan grande y abrió la puerta a muchos sectores desposeídos. Cosas que a lo mejor en otra época no eran tan evidentes, pero que hoy nos toca entender con mayor claridad, lo que ella pudo sentir en ese momento: la urgencia de la necesidad de dar. -¿Es diferente hacer música para una película y tocarla en vivo?
-Es que no es lo mismo en realidad. De la música de la película saqué material y compuse la oratoria, que no está en el film.

-¿Es más extenso este repertorio, entonces?
-Sí. Por lo general se compone mucho más de lo que se escucha finalmente.

-¿Y en qué se basó para ambientar la música? ¿Hubo algún tipo de inspiración especial?
-Utilicé dos de las marchas que usaban los sectores políticos en pugna en esa época: por un lado “Los muchachos peronistas”, y por otro “La marcha de la libertad”, la cual ahora no se recuerda pero fue la utilizada por la Revolución Libertadora. Utilicé esos dos esquemas como motivos melódicos y así desarrollé parte de la obra. También tuve dos inspiraciones estéticas, por llamarlas de una manera: una, la idea vinculada al poderío del estado para contar ciertas partes de la historia. Del mismo modo, utilicé la forma del concierto barroco. Por eso se llama oratorio: un relator anticipa lo que se va a tratar musicalmente después. Y esa es la forma que me permitió usar todos estos temas en esa estructura narrativa.

-Usa por un lado una orquesta sinfónica y por otro a tres músicos...
... sí, son solistas...
-...¿se transmiten impresiones diferentes con cada uno?

-No, en realidad están ensamblados como solistas integrantes de la orquesta. Pasa que las orquestas por lo general no tienen solista de piano, tampoco para clarinete o saxo. En este caso, el percusionista fue traído porque la Orquesta Sinfónica de Corrientes tiene timbales pero no percusión. Es una obra que se lleva adelante en lugares donde hay orquesta sinfónica; donde no las hay es imposible.

-¿Qué le pareció el trabajo de la orquesta correntina?
-Los músicos han puesto todo el empeño posible para llevar adelante la obra con pocos ensayos y creo que todo saldrá lo mejor que se pueda.

-¿Y el Teatro Vera? ¿Qué le parece? ¿Ya trabajó en él?
-Ah el teatro... Toqué aquí con Anacruza hace unos cuatro o cinco años y también antes, en varias ocasiones. Es un teatro fantástico, muy lindo.

-El estreno de la obra en Corrientes coincide con un día de diferencia con una fecha fundamental para el peronismo.
-Y bueno.... Pero la dimos hace un mes en Córdoba y hace dos en Buenos Aires, así que no está atada al calendario político del justicialismo.

-¿Qué repercusión tuvo la obra?
-La gente en general se siente muy conmovida. Hay un hecho que provoca una gran impresión desde el punto de vista emotivo que es la representación misma, la forma en la que Esther encarna al personaje. Es una condición propia, tiene un dramatismo en su voz en cuya elaboración ella trabajó mucho. Una cosa es percibirlo en una película, donde hay una distancia, y la otra es observarla sobre un escenario, con una persona de carne y hueso.