SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Politica País Lunes 25 de mayo de 2003 
CEREMONIA EN EL CONGRESO
Una ceremonia marcada por las expectativas de abrir una nueva etapa
(Por Camilo Kawerín, enviado especial a Buenos Aires).- El Congreso de la Nación estuvo colmado de gente que siguió, junto a diputados y senadores, funcionarios y delegaciones de otros países la ceremonia de asunción de Néstor Kirchner a la presidencia. Momarandu.com pudo entrevistar a algunos de los presentes, entre ellos, el presidente de Perú, Alejandro Toledo. El recinto siguió atento el mensaje del mandatario y desde la barra se festejaron las expresiones que aludían al deseo de comenzar una nueva etapa.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Discurso de Fidel Castro en la Facultad de Derecho
Entrevista al ex presidente de Uruguay Alberto Lacalle
Entrevista al presidente de Perú Alejandro Toledo
Cómo vive la Capital Federal la asunción de Néstor Kirchner
Los miembros de las comitivas extranjeras recorrían los pasillos del Palacio legislativo acompañados por asistentes de la cancillería. Cada uno llevaba una cucarda que identificaba su país de origen, que podía ser de los más diversos puntos del planeta.

El último de los presidentes que arribó al recinto fue el peruano Alejandro Toledo y respondió fugazmente algunas preguntas de los periodistas que encontró a su paso. "Yo quiero decir algo antes de entrar a esta fiesta democrática", dijo el mandatario. "Si no enfrentamos a la pobreza, la pobreza conspira contra la gobernabilidad democrática de la región".

En ese escenario, circulaban también los invitados a la ceremonia en busca de su ubicación en las galerías laterales del recinto. También los legisladores, que iban ingresando al recinto parlamentario para participar de la asamblea legislativa.

Entre ellos, momarandu.como pudo dialogar con Daniel Carbonetto, quien dijo tener "una gran expectativa porque se abre un capítulo nuevo en la historia argentina". El diputado del Polo Social sostuvo que es el fin de "diez años de oscurantismo neoliberal".

Por su parte, Ariel Basteiro –Afirmación para una República de Iguales– consideró la asunción del nuevo presidente como "el inicio de una nueva etapa". Señaló que esperaba que "las acciones declamativas que llevó adelante Kirchner en la campaña electoral se puedan cumplir; que no haya una nueva traición, como ocurrió con los anteriores presidentes".

Basteiro dijo que prefería, como legislador de la oposición, no "tengamos que estar permanentemente haciendo denuncias y planteádonles al Ejecutivo incumplimientos".

En tanto, el legislador correntino Rubén Pruyas destacó que se trataba de "una jornada histórica". Para el diputado justicialista y uno de los referentes de Kirchner en la provincia, la llegada de éste a la presidencia "marca un punto de inflexión importante para los derechos de la gente".

Señaló además que "las pautas que el presidente viene marcando abren una nueva forma de hacer política y significan una recreación de lo que decía (el ex presidente) Juan Perón de hacer de los países de Amérida Latina una potencia ante el mundo".

El acontecimiento fue cubierto por una multitud de periodistas que llegaron tanto del interior del país, como de países vecinos. En la sala de prensa se podía escuchar reportes radiales o conversaciones en portugués o en todos los acentos latinoamericanos.

Mientras la mayoría de los invitados entraban, otros en cambio salían. Tal es el caso de la diputada provincial correntina Araceli Ferreira, quien manifestó que "hay demasiada gente y no se puede ver nada". La legisladora dijo que estaba junto a otros dirigentes provinciales, que habían apoyado la candidatura del santacreño, como Hugo Perié, y que preferían "ir a la plaza" a seguir el acto.

La ceremonia comenzó después de las 14 con la presentación de los presentes por parte del locutor oficial. La mención del presidente cubano, Fidel Castro, provocó un cerrado aplauso de gente y legisladores que se pusieron de pie para saludarlo.

Los jefes de Estado extranjeros estuvieron ubicados a la izquierda de la presidencia de la Cámara de Diputados, lugar del que Kirchner leyó luego su mensaje. A la derecha estaban los familiares de los mandatarios, las fuerzas armadas y, en un palco, los gobernadores de las provincias argentinas.

Ricardo Colombi, el mandatario correntino, se ubicó en un extremo de la primera fila de ese palco, junto al cordobés José Manuel De la Sota y los ex presidentes Raúl Alfonsín y Eduardo Duhalde, entre otros. Cerca de allí, aunque de pie porque el ceremonial no incluye a los vicegobernadores, se encontraba Eduardo Galantini.

La toma de juramento y el traspaso de la banda presidencial al nuevo presidente fue acompañado por fervorosos aplausos entre los legisladores presentes y quienes seguían la ceremonia desde la barra. Algunos se abrazaban y festejaban emocionados la asunción de Kirchner.

La expectativa fue el sentimiento que marcó la jornada y eso se manifestó al momento de que el mandatario diera su primer mensaje a la asamblea legislativa. El momento de mayores aplausos fue cuando éste dijo que "no se puede pagar la deuda externa sobre el hambre de los argentinos". Incluso se escucharon algunos "bravo" desde las galerías.

También fue celebrada la expresión de deseo de unas "fuerzas armadas comprometidas con el futuro y no con el pasado". Mientras desde las barras se aplaudía, la cara del Jefe del Ejército, Brinzoni, era de piedra. Ni siquiera se inmutó cuando el presidente reivindicó segundos después los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas.

Los legisladores y mandatarios de otros países seguían atentos el discurso. Entre los presidentes, Castro bajaba la cabeza y leía el texto del mismo y lo comentaba con su vecino, Álvaro Uribe. En tanto, el venezolano Hugo Chávez escuchaba y hacía anotaciones en las páginas de la edición de bolsillo de la Consitución de su país que siempre lleva consigo.

Al final del mensaje de Kirchner, el presidente de la Cámara de Senadores, José Luis Gioja, invitó a los presentes a cantar, "en el día de la Patria", el Himno Nacional Argentino.